¿Qué es el marketing emocional?

¿Qué es el marketing emocional?

 

El concepto de humanización cada vez es más importante en el ámbito del marketing, cuando las marcas humanizan se acercan más a las personas y se crean lazos. Así mismo,  los seres humanos nos movemos en muchas ocasiones por sentimientos ya que somos más emocionales que racionales, es decir, tomamos decisiones conforme a lo que sentimos y no por un razonamiento previo. Esto aplica de igual forma al momento en que un usuario toma acción a la hora de realizar una compra, servicio o producto, y es aquí donde entra en juego el marketing emocional.

Durante este artículo te explicaré qué es el marketing emocional y sus características, los 4 pilares del marketing emocional, cómo usarlo en tu estrategia y las diferencias entre el marketing emocional y el neuromarketing. ¡Vamos al lío!

¿Qué es el Marketing emocional?

El marketing emocional es una estrategia  que utilizan las marcas para persuadir a los usuarios a través de las emociones. Es decir, trata de movilizar a las personas a través de sentimientos y sensaciones para que sean favorables hacia su producto, servicio o marca. 

La emoción es un componente importante para atraer la atención del consumidor y la decisión de compra. Si los usuarios se sienten emocionados, motivados e identificados con las propuestas se pueden conseguir muchos resultados.

 

Características

 

Causan un efecto duradero y un alto grado de empatía.

Despiertan una gran interacción en los diferentes canales de comunicación digital.

Mejoran la imagen de la marca. Trabajar la parte emocional es un plus para cualquier negocio.

Se potencia el vínculo con el cliente. También su satisfacción. Se pasa a un grado superior al haber implicaciones emocionales.

El mensaje cala más hondo en el cliente y perdura más en el tiempo. Puede repetir la compra. Estas opciones suponen una mayor posibilidad de generar más ventas.

 

Pilares del marketing emocional

Los 4 pilares del marketing emocional son los siguientes:

Vínculo afectivo marca-consumidor

No sólo el consumidor o cliente vive experiencias, también las marcas lo hacen y gracias a la comunicación bidireccional, tanto marcas como consumidores se encuentran al mismo nivel de comunicación. 

Por una parte la marca general un producto que cubre las necesidades del consumidor y por otra, el consumidor está satisfecho por las sensaciones que ésto le produce. 

Sin ese vínculo el marketing emocional sería inexistente. 

Experiencias, sensaciones y emociones

Actualmente, estamos saturados de información, aburridos y hartos de tantos canales distintos y tanta variedad a nuestra disposición, por lo tanto, se debe marcar la diferencia con contenido de valor. Queremos que nuestras marcas nos hagan vivir experiencias con sus productos y eso no es nada fácil de conseguir. Cuando se habla de humanizar a las marcas éstas lo consiguen cuando las personas que trabajan para ella la sienten  como propia y creen firmemente en el producto que van a sacar a la luz. Esto es de suma importancia para transmitir a los consumidores la esencia de la misma y para que a su vez éstos la vean accesible. 

Lovemark

El concepto de lovemarks nace de la combinación entre amor (love) y marca (mark) y fue creado por Kevin Roberts.

Esta idea surge de la tesis que afirma que son las marcas las que establecen una relación emocional con los consumidores y no los productos en sí mismos.

Cuando hablamos de lovemarks lógicamente hablamos de sentimientos muy positivos hacía las marcas pero no es tan sencillo construir una marca y generar admiración hacia ella. De hecho requiere estudios detallados de mercado, campañas de posicionamiento y marketing, planes de comunicación, normalmente grandes inversiones publicitarias, etc.

Una lovemark debe enamorar, enganchar y quedarse en la vida de una persona. Pero, ¡ojo! Lo que siente el consumidor hacia su lovemark es amor incondicional, hasta que llega otra marca que le enamora más. Así de simple. Lo importante en este punto es que las marcas creen historias reales con las que nos sintamos identificados.

Marketing de contenidos

El Marketing de Contenidos es una manera de involucrar al consumidor a través de la creación de contenidos relevantes y valiosos, atrayendo, involucrando y generando valor para las personas y, de esa forma, crear una percepción positiva de tu marca, generando más interacción y resultados. 

Por lo tanto, el marketing emocional no sería nada sin el marketing de contenidos

¿Cómo usarlo en tu estrategia?

  • Conoce bien a tu público objetivo
  • Haz un buen análisis de tu cliente ideal realizando un estudio no sólo demográfico sino sabiendo qué le emociona, qué necesita, cuáles son sus miedos y sus sueños..
  • Selecciona un color o emoción que quieras transmitir
  • Piensa en qué emoción quieres transmitir y después basa la fotografía de tu campaña en el color asociado a dicha emoción.
  • Utiliza el storytelling

Las historias hacen sentir cosas, ya que provocan que el usuario se sienta identificado con lo que le ocurre a los personajes. A ti, como marca, te permitirá comunicar e interactuar de forma más profunda con tus clientes

Crea un sentimiento de comunidad

Si consigues un sentimiento de comunidad provocará que los usuarios quieran compartir tu campaña con su propia comunidad, su familia, sus amistades…

Provoca inspiración

Los sentimientos que se despiertan en el usuario cuando se siente inspirado provocan que pueda sentirse capaz de cualquier cosa. Y si es tu marca quien le inspira, la recordará desde un lugar muy especial.

Provoca emociones duraderas

Como apela a un sentimiento provoca que el usuario pueda recordar tu marca durante más tiempo, ya que cala más hondo.

Diferencias entre el marketing emocional y neuromarketing

Cuando hablamos de neuromarketing, hablamos de la ciencia que estudia las reacciones de los consumidores ante una campaña de ventas y dentro de este se valoran las emociones.  Se enfoca en medirlas a través de activaciones cerebrales y estudiar el proceso de toma de decisiones de compra del consumidor. Y marketing emocional es cuando ya hablamos de las estrategias publicitarias que necesitarás para persuadir con esas mismas emociones a tus consumidores.

 



× ¿Alguna duda?